Inicio - LUGARES - Monumentos

Sitio donde asesinaron a Jesús Menéndez Larrondo.

Breve reseña del asesinato de Jesús Menéndez en la terminal de ferrocarriles, razón por la cual el lugar fue declarado Monumento Nacional.

537.jpgLocalización: Está ubicado en el andén de la Estación de Ferrocarriles de Manzanillo. Se conoce como Plaza Jesús Menéndez.

Clasificación: Monumento Nacional.

Jesús Menéndez salió del Hotel "Telégrafo" de Bayamo y acompañado de Paquito Rosales Benítez, Primer Alcalde Comunista de Cuba, visitó los centrales "Mabay" y "Estrada Palma", de regreso de este último salieron para el poblado de Yara con el objetivo de tomar el tren para Bayamo.

Por una invitación de Paquito Rosales abordan el tren de Manzanillo, cuando suben al mismo se encuentran con el Capitán Joaquín Casillas Lumpuy, que "por orden superior" lo increpó, no teniendo en cuenta la inmunidad parlamentaria que como Representante de la Cámara amparaba a Jesús Menéndez.

Eran las 8.20 pm cuando el tren entraba a Manzanillo. Mientras éste daba los cortes para dejar los carros dormitorios, Casillas mandó a buscar la pareja de escolta que acostumbraba a ir en los trenes.

Iban bajando ya Manuel Quesada (entonces Secretario Organizador del FNTA) y Paquito Rosales, detrás iba Menéndez y Casillas. Este último ordenó a los soldados de la escolta que condujeran detenidos a Quesada y Menéndez, pero cambiando de criterio dijo:

-Háganse cargo de este -señalando a Quesada- Yo me llevo a Menéndez.

Jesús Menéndez inició nuevamente su protesta contra la arbitrariedad y Casillas dijo descompuesto: ¡"Usted no puede ni hablar más"! ¡"Usted está detenido"!

Menéndez aclaró que no lo acompañaba al Cuartel, descendió con la serena dignidad de un representante del pueblo y echó a andar con su paso elástico de siempre por el andén y detrás de él Casillas, el que desenfunda su pistola y comienza a dispararle a la par que gritaba: "Yo a ti te llevo vivo o muerto". Sorprendido Jesús, se viró bruscamente hacia el agresor. Recibió entonces los primeros impactos de bala, herido a mansalva trató de seguir su marcha, mientras la fiera histérica gritaba y disparaba: ¡"Te dije que ibas vivo o muerto"!

Jesús Menéndez quedó allí tendido sin vida, tres balazos habían herido su cuerpo; el primero le atravesó el pabellón de la oreja, el segundo le alcanzó en el extremo superior del hombro y el tercero que resultó fatal le atravesó el corazón.

Los orificios producidos por las balas quedarían incrustados en la pared donde hoy se encuentra una placa conmemorativa como denuncia a tan injusto crimen.

Este líder de la clase obrera cubana nació el 14 de diciembre de 1911 en Encrucijada, Las Villas.

538.jpgAl ser asesinado el 22 de enero de 1948, Jesús Menéndez llevaba ya 17 años en las filas del Partido, en las cuales ingresó a la edad de 20 años en 1931, en las difíciles condiciones del terror machadista. Participó en innumerables reuniones y actividades tanto en los organismos de base como en la Dirección Nacional del Partido, de la cual fue miembro prominente.

Una de las características esenciales de Jesús fue su vinculación, más que estrecha, íntima, con los trabajadores. Rebelde ante las injusticias sociales, una de las cuales fue la discriminación racial que sufría como negro, pronto se convirtió en el dirigente de las luchas y de la organización de los trabajadores azucareros.

En el proceso de ascenso se fue forjando su personalidad de combatiente en lucha con los más diversos representantes y servidores de la burguesía y del imperialismo. Y en ese combate por la clase obrera y el pueblo se fue ganando, día a día, el cariño y la confianza de las masas.

El imperialismo y sus agentes en Cuba mataron al militante comunista, pero cuando un revolucionario se sitúa a la altura de su tiempo queda en el corazón y en la voluntad de su pueblo.

Fecha de publicación en Enciclopedia Manzanillo: 2007.